Madeira

 

El archipiélago de Madeira tiene una superficie de 798 km2 y está situado en el Atlántico norte. De origen volcánico, se ubica a 560 km del noroeste de África (Marruecos) y a 980 km del sudoeste de Europa (Portugal). Hacia el sur, a 400 km, está la isla de Tenerife, en el archipiélago de Canarias y 770 km, hacia el norte, la de Santa María la más meridional de las Azores. Este archipiélago portugués está formado por dos islas principales, Madeira propiamente dicha y Porto Santo, así como por dos subarchipiélagos integrados por islas de menor tamaño e islotes deshabitados: las Salvajes, a 250 km al sur de Madeira y las Desertas, a 25 km hacia el sureste.

 

 

 

Flora y vegetación

La flora vascular de Madeira está integrada por 1204 especies (Jardim & Siqueira 2008) de las que 774 son autóctonas y 430 introducidas. De ellas, 74 son endemismos macaronésicos y 154 maderenses. La laurisilva, el bosque húmedo de montaña típico de macaronesia, compone las formaciones boscosas de la isla que, hoy en día, se refugian en la parte norte de la misma en las zonas de más difícil acceso. Dos son aquí los tipos principales de laurisilva, la seca que se ubica en las laderas de la cara sur y se caracteriza por la presencia de Apollonias barbujana, Visnea mocanera y Picconia excelsa y la húmeda que se dispone en las laderas de la cara norte así como en los barrancos y gargantas, en ella predominan Laurus novocanariensis, Ocotea foetens y Persea indica.

La vegetación de Madeira se ha visto seriamente afectada por la sobreexplotación de sus bosques. Su nombre “Madeira”, madera en portugués, se debe a la abundancia de bosques que cubrían prácticamente toda la isla, a principios del siglo XV, cuando los navegantes portugueses redescubrieron el archipiélago; éstos bosques ocupan hoy apenas el 16% de su superficie.

 

Biota de corticiáceos

El primer catálogo de corticiaceos de la isla de Madeira (Telleria et al. 2009) incluye 110 especies integradas en 50 géneros. De ellos los más representativos son: HyphodontiaHyphoderma, Trechispora, Botryobasidium y Sistotrema. Entre las especies mejor representadas están: Botryobasidium aureum, B. subcoronatum, Hymenochaete cinnamomea, Hyphoderma transiens, Peniophora lycii, Peniophorella praetermissa, Phanerochaete sordida y Subulicystidium longisporum. Es de destacar, especialmente, la presencia en la isla de Stereum pseudorimosum, citado hasta el momento de las islas Reunión y Mauricio así como de Madagascar; Subulicystidium perlongisporum conocida también de Reunión además de Vuanatu y Costa Rica y Tubulicium dussii descrita de Guadalupe y citada para Nueva Zelanda, Colombia, isla Reunión, Hawai y Costa Rica. Candelabrochaete macaronesica se ha descrito recientemente para la isla y se conoce también de Azores

top