Corvo Faial Flores Graciosa Pico Santa Maria São Jorge São Miguel Terceira

 

Las Azores son un grupo de nueve islas situadas en el Atlántico Norte, entre 36º45’ - 39º43’ de latitud N y 25º45’ - 31º17’ de longitud W. La distancia máxima entre las islas es de 615 km y, en su conjunto, están diseminadas por una superficie de más de 2.000 km². Las islas mayores de S. Miguel, Terceira y Pico, vienen a representar el 69% del total de la superficie emergida del archipiélago que está dividido en tres grupos de islas; al este, São Miguel y Santa María, en el centro Terceira, Graciosa, São Jorge, Pico y Faial y al oeste Flores y Corvo. Su origen volcánico queda patente en la orografía de las islas, en sus conos y cráteres. La erupción volcánica más reciente tuvo lugar en Faial, en 1957 y en el archipiélago hay, hoy en día, 12 volcanes activos; cinco de ellos submarinos. La edad de las islas varía desde la más antigua, Santa Maria (se le calculan unos ocho millones de años), hasta la más reciente, Pico con 300.000 años. En Pico, además, se encuentra el punto más alto del archipiélago, el volcán de Pico, que con sus 2.352 m es también la altura máxima del territorio portugués.

El clima de las Azores es suave, con una temperatura media anual de 17ºC al nivel del mar. La humedad relativa es muy elevada y excede el 95% en más de 50 días al año; el rango de pluviosidad oscila entre los 1.500 y 3.000 mm dependiendo de la altitud y se incrementa de este a oeste. 

 

 

 

Flora y vegetación

La flora vascular de las Azores está integrada por 1002 táxones de los que un 31% corresponden a plantas autóctonas. En lo que respecta a la flora introducida, los porcentajes varían según las islas; así en la de Faial y Terceira es del 66,5%, en Sao Miguel del 66%, en Pico del 59,7% y en Flores decrece hasta un 55,2%.

La vegetación autóctona se encuentra predominantemente relegada en lugares de más difícil acceso como cráteres, laderas o acantilados. El número de endemismos roza las 60 especies y de ellas destacaremos, como substratos mayoritarios para los corticiáceos, los siguientes táxones: Juniperus brevifolia subsp. azorica que tiene porte arbóreo o arbustivo y es dominante en el bosque autóctono del archipiélago, entre los 600-900 m, de altitud; Picconia azorica localmente frecuente en acantilados costeros y gargantas así como en los bosque de Myrica-Pittosporum que se ubican hasta los 750 m de altura. Erica azorica, un arbusto que a veces llega a tener porte casi arbóreo, es común en los acantilados costeros, en las laderas más secas de las montañas y en las lavas, hasta los 1.500 m de altura. Ilex azorica es otro endemismo que se encuentra diseminado en los bosques de Laurus, Juniperus y Pittospoum. Los bosque de Laurus azorica y Myrica faya han sido reemplazados, en gran medida, por repoblaciones de Pittosporum undulatum en amplias zonas de Azores.

Pittosporum undulatum es una de las especies mayoritariamente introducidas en el archipiélago. Originaria del S.E. de Australia es hoy dominante en los bosques, a baja altitud, junto con Cryptomeria japonica, una conífera originaria de China y Japón que, en forma de monocultivo, es frecuente desde el nivel del mar hasta los 900 m de altitud. Junto a ellas, se han utilizado en repoblaciones en distintos puntos de las islas, Pinus pinaster y Acacia melanoxylon.

 

Biota de Corticiaceos

Hasta ahora se conocen 101 especies de corticiáceos integradas en 52 géneros. De ellos, los más representativos son Trechispora, Hyphodontia, Peniophora e Hyphoderma. Entre las especies mejor representadas están Hymenochaete corrugata, Peniohorella praetermissa, Peniohora lycii y Amylostereum laevigatum. Es de destacar, la presencia en el archipiélago de especies raras o poco conocidas como Dentocorticium sasae, Phlebiella boidinii y Trechispora antipus conocidas hasta el momento solo de Francia, así como Peniophora borbonica, Peniophora bicornis, Resinicium friabile, Tubulicium raphidosporum y T. vermiculare todas ellas con distribuciones disjuntas.

La primera información disponible sobre corticiáceos de Azores es la de Dennis et al. (1977) a la que siguen las recientes de Dueñas et al. (2008) que describieron Candelabrochaete macaronesica de Faial, la de Melo et al. (2008) en la que se daba a conocer el nuevo Repetobasidium azoricum de Terceira y sendos trabajos de Telleria et al. (2009 a,b), con numerosas aportaciones a la biota de corticiaceos del archipiélago. Una de estas publicaciones es relativa a Faial, Pico y Terceira, islas del grupo central, y la otra abarca el estudio de Flores, la más occidental de las islas, y de São Miguel, ubicada en el grupo oriental.

top